miércoles, 15 de mayo de 2013

Real de San Vicente (Espárragos "Trigueros")



Existe gente que va al campo en los pueblos de Toledo, para "pillar" todo lo que puede y más...
Esiste gente que no respeta "la propiedad particular" y no pide permiso si la pisa...

La gente del pueblo no me extraña que esté harta, de gente así....



A primeros de Mayo de 2013, estuvimos caminando por un bello paraje en "El Real de San Vicente" (Toledo). Respirar, contemplar, fotografiar y pasear.... supone para mí, un placer inigualable.

Ni que decir, que tengo una norma principal cuando estoy aquí, que hemos inculcado también a mis hijos:

"Respeta el entorno que pisas..."


                                                                         Esparraguera


Espárragos trigueros sólo los podemos encontrar con el inicio de la primavera.

Reciben este nombre desde hace muchos años porque se recolectaban en los campos de trigo antes de que brotara el cereal. Actualmente casi se han perdido las esparragueras en zonas de cultivo, pero se encuentran esparragueras que nos ofrecen sus brotes en caminos, en tierras secas y pedregosas, junto a los árboles…





Gracias a su bajo contenido calórico, su alta proporción de agua y a los nutrientes energéticos, convierten al espárrago en un alimento idóneo para incluir en dietas hipocalóricas. Su elevado contenido en fibra aporta sensación de saciedad, lo que ayuda a reducir el apetito.



El espárrago es rico en potasio y pobre en sodio, siempre y cuando no sean en conserva. Lo que le proporciona una acción diurética que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo.

Favorece el tránsito intestinal: Los espárragos son ricos en fibra, por lo que presentan propiedades laxantes.







Los espárragos trigueros no se cultivan, crecen con el sol de finales de invierno en estado salvaje y son muchos más finos y alargados, a diferencia de los blancos, con una textura firme, tierna y jugosa.

Nutricionalmente, el espárrago triguero, tiene un buen número de beneficios para la salud, ya que su bajo aporte calórico (tan sólo 18 calorías por cada 100 gramos) no quita para que sea rico en sales minerales (potasio, fósforo, magnesio, etc.), varias vitaminas (C, beta-caroteno y ácido fólico), y un alto contenido en fibra.

Los espárragos trigueros tienen un característico sabor “amargo” que, aunque no es desagradable, mucha gente intenta disimular preparándolos en revueltos, tortillas, tostas o guisos varios.



La ilusión de un niño pequeño, cuando coge el primer espárrago en un camino. Esta planta puede crecer en cualquier parte, por lo que no es necesario entrar en ningún sitio "particular".


Gracias a nuestros amigos Antonio e Isa (que nos ayudaron...... y mucho....), cogimos este "manojito" que sirvió para preparar unas buenísimas "migas" y una tortilla.




Y por último esta foto simpática de mi hijo pequeño, que se lo pasó "en grande" y que tenía muchísima ilusión en buscarlos y cogerlos...



No hay comentarios:

Publicar un comentario